No contribuyamos a que nos atropellen

Los atropellos suponen una parte muy importante de los accidentes de circulación que se producen a lo largo del año.

Centrándonos en la ciudad de Madrid, en el año 2017 se produjeron 1.513 atropellos, en los que fallecieron 15 personas. Esta cifra, lejos de disminuir en el año 2018, tiene visos de incrementarse, en los primeros 6 meses de este año ya se han producido 723 atropellos, en los que han resultado 10 muertos.

Lo más sorprendente es que según las Estadísticas la culpa está repartida al 50% entre los conductores y los peatones, lo que significa que los viandantes podrían haber evitado ser atropellados.

En primer lugar, todo el mundo debe cruzar por los pasos de cebra, en los que no están regulados por semáforo, aunque el peatón tenga la prioridad, lo cierto es que debemos cerciorarnos de no irrumpir en la calzada interrumpiendo la trayectoria de un vehículo, hay que mirar previamente y asegurarnos que podemos cruzar sin peligro. No importa que en el resultado final la culpa pueda ser del conductor, debemos ser conscientes de que nuestro cuerpo es  la parte más débil y seremos nosotros los más perjudicados. Debemos cruzar seguros.

Otra causa importante son los despistes de los peatones con el teléfono móvil, vamos andando por la calle al mismo tiempo que miramos la pantalla de nuestro móvil para leer y escribir mensajes de Whatsapp, cruzamos las calles sin darnos cuenta si es zona habilitada o no y sin comprobar si se acerca un vehículo; en el mismo saco debemos meter a los que van con los cascos puestos, con la música a todo volumen, que les impide oír lo que ocurre a su alrededor, como la proximidad de una ambulancia cuya sirena no oyen y se lanzan a cruzar. Debemos prestar atención.

Por otro lado, están los ancianos que con las limitaciones físicas que sufren y su disminución de reflejos, se lanzan a cruzar la calle por cualquier parte, o saltan a la calzada cuando su regulación del semáforo está en rojo. Se echa en falta una campaña televisiva para concienciarles del respeto a las señales luminosas y el uso de pasos de cebra. Deben cruzar seguros.

Automovilistas Europeos Asociados ha realizado interesantes propuestas, como reubicar los pasos de cebra acode al “paso natural” de las personas; situar los semáforos antes de la marca vial en el suelo, y no después, para aumentar el nivel de protección del que cruza”. Una de las propuestas más originales es “desarrollar una aplicación móvil que conecte los semáforos con los teléfonos móviles de conductores y viandantes de modo que cuando esté cerrado interrumpa la conversación o cualquier otra actividad con el móvil”.

Está en tu mano evitar ser atropellado ¡Cruza seguro y presta atención!