Los accidentes de tráfico pasan a la vía civil y médicos y peritos dejan de ser gratuitos

0
98

Cientos de casos sin lesiones de extrema gravedad se archivarán en los juzgados de instrucción. Sólo se tramitarán por vía penal conducciones etílicas o por estupefacientes.

Los Juzgados de Instrucción están procediendo al archivo de centenares de accidentes de tráfico que se tramitaban por vía penal y con la reforma legislativa que entró en vigor a finales de julio desaparecen como faltas. La reclamación por lesiones de tráfico por imprudencia pasa a la vía civil, lo que conlleva importantes cambios y gastos para el demandante.

Si hasta ahora el lesionado, tras presentar denuncia, obtenía de forma gratuita el informe médico a cargo del forense y el informe pericial, con la reforma tendrá que pagarlo de su bolsillo. Además de contratar a un perito que valore su estado de salud y los daños causados, tendrá que designar un procurador que le represente. El nuevo sistema, según algunos juristas, conllevará previsiblemente un mayor número de acuerdos entre las compañías aseguradoras para evitar gastos.

Los únicos accidentes viales que se tramitarán como delito son aquellos en los que se produzcan fallecidos, heridos de extrema gravedad o deformidades, así como los ocasionados por imprudencias causadas por conducción etílica o bajo efectos de otras sustancias estupefacientes y por grave infracción de las normas.

Precisamente la reforma contempla beneficios en casos de imprudencia etílica al volante.

En los casos de conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas se mantienen las penas actuales, aunque se incluye una posibilidad para reducir el delito si el vehículo lleva incorporado un sistema que detecte que el conductor ha bebido con capacidad de bloquear el coche.