El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (VI)

0
168

CRITERIOS GENERALES PARA LA DETERMINACIÓN DE LA INDEMNIZACIÓN DEL DAÑO CORPORAL

Como ya se expuso, darán lugar a la indemnización: la muerte (Tabla 1), las secuelas (Tabla 2) y las lesiones temporales (Tabla 3).

Tienen la condición de sujetos perjudicados:

a)  La víctima del accidente.

b)  En caso de fallecimiento de la víctima: el cónyuge viudo, los ascendientes, los descendientes, los hermanos y los allegados,

A los efectos de la L.R.C., se considera que sufre el mismo perjuicio resarcible que el cónyuge viudo el miembro supérstite de una pareja de hecho estable constituida mediante inscripción en un registro o documento público o que haya convivido un mínimo de un año inmediatamente anterior al fallecimiento o un período inferior si tiene un hijo en común.

Excepcionalmente, los familiares de víctimas fallecidas mencionados en el artículo 62, así como los de grandes lesionados, tienen derecho a ser resarcidos por los gastos de tratamiento médico y psicológico que reciban durante un máximo de seis meses por las alteraciones psíquicas que, en su caso, les haya causado el accidente.

La cuantía de las partidas resarcitorias será la correspondiente a los importes del sistema de valoración vigente a la fecha del accidente, con la actualización correspondiente al año en que se determine el importe por acuerdo extrajudicial o por resolución judicial, si bien, no procederá esta actualización a partir del momento en que se inicie el devengo de cualesquiera intereses moratorios.

Si se realizaren pagos a cuenta, las cantidades que se abonen se actualizarán de conformidad con el apartado anterior y se deducirán de ese modo del importe global.

A partir del año siguiente a la entrada en vigor de la reforma, las cuantías y límites indemnizatorios fijados en ella y en sus tablas quedan automáticamente actualizadas con efecto a 1 de enero de cada año en el porcentaje del índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones hará públicas por resolución las cuantías indemnizatorias actualizadas para facilitar su conocimiento y aplicación.

No obstante, las tablas de lucro cesante y de ayuda de tercera persona, por su naturaleza, se actualizan conforme a las bases técnicas actuariales.

Las bases técnicas actuariales, que contienen las hipótesis económico­-financieras y biométricas del cálculo de los coeficientes actuariales, se establecerán por el Ministro de Economía y Competitividad.

Diversos supuestos en los que se produce el fallecimiento del lesionado antes de fijarse la indemnización:

Con relación de las lesiones temporales, la indemnización que deben percibir los herederos del lesionado se fijará de acuerdo con el tiempo transcurrido desde el accidente hasta la estabilización de sus lesiones, o en su caso, hasta su fallecimiento, si éste es anterior.

En el caso de lesionados con secuelas que fallecen tras la estabilización y antes de fijarse la indemnización, sus herederos perciben la suma de las cantidades que resultan de las reglas siguientes:

a) En concepto de daño inmediato, el quince por ciento del perjuicio personal básico que corresponde al lesionado de acuerdo con las tablas 2.A.1 y 2.A.2.

b) Las cantidades que correspondan al porcentaje restante del perjuicio personal básico y a la aplicación de las tablas 2.B y 2.C en lo relativo al lucro cesante, en proporción al tiempo transcurrido desde la fecha de la estabilización hasta el fallecimiento, teniendo en cuenta la esperanza de vida del fallecido en la fecha de la estabilización, de acuerdo con la tabla técnica de esperanzas de vida (TT2) incluida en las bases técnicas actuariales. A los efectos de este cálculo se considera que la esperanza de vida de víctimas de más de ochenta años es siempre de ocho años.

La indemnización por gastos resarcibles comprende exclusivamente aquellos en los que se haya incurrido hasta la fecha del fallecimiento.

En el caso de que el fallecimiento del lesionado se haya producido por causa de las lesiones padecidas y antes de fijarse la indemnización, la indemnización que corresponda a sus herederos según lo previsto en los artículos anteriores es compatible con la que corresponda a los perjudicados por su muerte.

Definiciones básicas

A todos los efectos de las indemnizaciones de la L.R.C. reformada y de su anexo, se han definido todos los aspectos por los que puede devenir la lesión o el propio lesionado, recogiendo con criterios propios, lo que ha de entenderse por:

Pérdida de autonomía personal (siendo éste el menoscabo físico, intelectual, sensorial u orgánico que impide o limita la realización de las actividades esenciales de la vida ordinaria)

Actividades esenciales de la vida ordinaria (tales como comer, beber, asearse, vestirse, sentarse, levantarse y acostarse, controlar los esfínteres, desplazarse, realizar tareas domésticas, manejar dispositivos, tomar decisiones y realizar otras actividades análogas relativas a la autosuficiencia física, intelectual, sensorial u orgánica)

Gran lesionado (que será aquél quien no puede llevar a cabo las actividades esenciales de la vida ordinaria o la mayor parte de ellas)

Pérdida de desarrollo personal (consistente en el menoscabo físico, intelectual, sensorial u orgánico que impide o limita la realización de actividades específicas de desarrollo personal)

Actividades específicas de desarrollo personal (que son aquellas relativas al disfrute o placer, a la vida de relación, a la actividad sexual, al ocio y la práctica de deportes, al desarrollo de una formación y al desempeño de una profesión o trabajo, que tienen por objeto la realización de la persona como individuo y como miembro de la sociedad)

Asistencia sanitaria (la prestación de servicios médicos, hospitalarios, farmacéuticos, así como las prestaciones complementarias)

Prótesis (los productos sanitarios, implantables o externos, cuya finalidad es sustituir total o parcialmente una estructura corporal o bien modificar, corregir o facilitar su función fisiológica)

Órtesis (los productos sanitarios no implantables)

Ayudas técnicas y productos de apoyo para la autonomía personal (entendiendo por los mismos, los instrumentos, equipos o sistemas utilizados por una persona con discapacidad, fabricados especialmente o disponibles en el mercado, que potencian la autonomía personal o que tienen por objeto prevenir, compensar, controlar, mitigar o neutralizar deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la vida de relación. También se incluyen aquellos que potencien su autonomía personal)

Medios técnicos (tales como las ayudas técnicas incorporadas a un inmueble)

Unidad familiar (en caso de matrimonio o pareja de hecho estable, la integrada por los cónyuges o miembros de la pareja y, en su caso, por los hijos, ascendientes y demás familiares y allegados que convivan con ellos. También es unidad familiar la que conlleve, por lo menos, la convivencia de un ascendiente con un descendiente o entre hermanos).

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (I)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (II)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (III)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (IV)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (V)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (VII)