El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (IV)

0
41

LA RESPONSABILIDAD CIVIL EN EL PROCESO PENAL

Aunque no existen menciones expresas a la responsabilidad civil derivada de un proceso penal, salvo las llamadas recogidas en el art. 1 y en el relativo al Auto de Cuantía máxima, se ha de sobreentender que aunque se mencione a la demanda judicial, el proceso que han de seguir tanto el perjudicado como la entidad aseguradora, para establecer y cuantificar la responsabilidad derivada de un ilícito penal, ha de ser la misma, que la que ya se ha expuesto, es decir, el método a seguir, será el de la comunicación (bien a través de denuncia, bien a través de comunicación directa a la entidad) y su posterior oferta o respuesta, en su caso.

Se ha de reseñar que el informe de sanidad forense (y los informe periciales de parte) seguirán vinculando al instructor a los efectos de ofrecerle los conocimientos técnicos en la materia de la que se trata.

Obviamente el plazo para la presentación de la oferta o respuesta, será también el de los 3 meses, desde la fecha del siniestro y que lógicamente la responsabilidad civil, puede quedar resuelta durante la instrucción o en sentencia o si se hubiese hecho reserva o renuncia o recayere sentencia absolutoria o en el supuesto de fallecimiento, cuando se sobresea provisional o libremente, podrá ejercitarse en un procedimiento civil o en el ejecutivo, en función de las circunstancias procesales que se planteen.

Así, la única referencia directa que se recoge en la L.R.C., es la que se contiene en el art. 9 b), que dispone, que, Cuando los daños causados a las personas hubiesen de sufrirse por éstas durante más de tres meses o su exacta valoración no pudiera ser determinada a efectos de la presentación de la oferta motivada a que se refiere la letra a) de este artículo, el órgano jurisdiccional correspondiente, a la vista de las circunstancias del caso y de los dictámenes e informes que precise, resolverá sobre la suficiencia o ampliación de la cantidad ofrecida y consignada por el asegurador, atendiendo a los criterios del Título IV y dentro de los límites indemnizatorios fijados en el Anexo de esta Ley. Contra la resolución judicial que recaiga no cabrá recurso alguno.

 

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (I)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (II)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (III)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (V)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (VI)

El nuevo baremo: La reforma de la L.R.C.Y.S.C.V.M. (VII)