Cinturón de seguridad: nuestro seguro

0
171

El cinturón de seguridad reduce en un 90% el riesgo de fallecimiento y de heridas graves en la cabeza en caso de colisión frontal. Además, reduce en un 75% el riesgo de heridas, fracturas y lesiones de otro tipo.

Concretamente el cinturón de seguridad nos ayuda a:

  • Reducir a la mitad el riesgo de muerte o heridas graves en caso de alcance, incluso esta reducción del riesgo puede llegar al 80%.
  • Impedir que los ocupantes salgan despedidos del vehículo en caso de colisión.
  • Evitar que un ocupante lesione a otro ocupante. Si los ocupantes traseros no llevan puesto el cinturón de seguridad el riesgo de que golpee mortalmente a un pasajero delantero es hasta ocho veces superior.
  • Una de las funciones del cinturón del coche es distribuir las fuerzas del choque entre las partes más fuertes del cuerpo, el pecho y la pelvis. El objetivo de es que la presión que soporte el cuerpo y el riesgo de lesiones sea el menor posible en caso de frenado brusco.
  • El cinturón de seguridad y el airbag funcionan de manera complementaria. Si no se utiliza el cinturón, el impacto del ocupante contra el airbag puede ser mortal.
  • Además, no utilizar el cinturón de seguridad conlleva el riesgo de que el seguro de responsabilidad civil no se haga cargo de los gastos y daños en caso de sufrir heridas.