Reclamación por accidente de tráfico

En caso de sufrir un accidente de tráfico en el que se hayan producido daños materiales en los vehículos o lesiones en las personas, es de extrema importancia actuar con celeridad y ponerse en contacto con un abogado para iniciar la reclamación a la compañía aseguradora del causante, si bien a través del presente artículo les vamos orientar sobre los trámites a realizar ante un accidente de tráfico, necesarios para poder acreditar tanto la responsabilidad en el accidente como los daños sufridos.

RESPONSABILIDAD EN EL ACCIDENTE

Si se ve involucrado en un accidente de tráfico como conductor, trate de alcanzar un acuerdo con el otro conductor implicado para cumplimentar el parte amistoso de accidente que facilitan las compañías de seguros. En dicho parte se reflejan los datos de los implicados, del vehículo y de los respectivos seguros de accidente, así como los daños que ha sufrido cada vehículo; debe ser firmado por los conductores afectados por el accidente. Serán las compañías de seguros las que se encarguen de la reparación de los daños que, en su caso, hayan podido sufrir los vehículos. Este primer paso sólo será factible si existe buena voluntad entre las partes.

Si no hay acuerdo respecto a las causas del accidente, avise a la Policía Local o Guardia Civil. También habrá que avisar a la autoridad competente en caso de que los daños materiales sean muy elevados o se hayan producido lesiones. Los agentes que se desplacen al lugar del accidente elaborarán el correspondiente atestado. Este documento constituirá una prueba fundamental para determinar quién ha sido el responsable del accidente y reclamar la reparación de los daños sufridos a las compañías de seguros, bien de forma extrajudicial, bien iniciando las correspondientes acciones legales.

En caso de que el responsable del accidente niegue su colaboración, tome nota de todos aquellos datos que puedan servir para identificarle, de la matrícula, de los testigos que hayan presenciado el accidente, y llame de inmediato a la policía.

 infografia grande

LOS DAÑOS SUFRIDOS

En los trámites a realizar ante un accidente de tráfico respecto a los daños sufridos, debemos diferenciar entre lesiones y daños materiales.

LESIONES

En el caso de las lesiones, es de vital importancia acudir a su centro médico o al servicio de urgencias hospitalarias cuanto antes, para que quede claro que las lesiones sufridas lo han sido a consecuencia del accidente de tráfico. Es importante que solicite los informes médicos relativos a las lesiones sufridas y que en los mismos se detallen todas ellas, incluso las que podamos creer que no tienen importancia, dado que pueden surgir agravaciones o complicaciones. También necesitará informes médicos relativos a la evolución de las lesiones, en los que se deberá detallar todo el proceso, recogiendo en el informe de alta médica cualquier molestia o lesión que no haya quedado perfectamente curada, puesto que las mismas se tendrán en cuenta como secuelas del accidente.

DAÑOS MATERIALES

En cuanto a los daños materiales: si su vehículo ha sufrido daños derivados de un accidente de circulación, debe “dar parte” del mismo a la compañía aseguradora en un plazo de 7 días

En estos casos la compañía designará un perito para que realice un informe en el que determinará si los daños sufridos coinciden con los declarados en el accidente y con la mecánica del mismo y realizará una valoración de dichos daños.

Si usted es el propietario del vehículo siniestrado tiene derecho a:

– Exigir la reparación de los daños ocasionados: El importe de la reparación se determina realizando una peritación del vehículo.

– Si no va a reparar su coche o el valor de la reparación es superior al valor venal del vehículo en el momento del accidente, tiene derecho a que se le indemnicen los perjuicios causados por el importe del valor que tenga el vehículo a fecha del siniestro, no debiendo conformarse con el valor venal, pues hay que aplicar unos factores de corrección a fin de ajustarlo a precio de mercado.

Además de los gastos de reparación del vehículo, también es posible reclamar otros daños materiales siempre que se deriven directamente del accidente de circulación, por ejemplo la pérdida o los daños sufridos por los objetos transportados, la rotura de unas gafas o de la ropa, etc. Estos daños se producen con mayor frecuencia en los accidentes de moto.

En estos casos, haga constar que se han producido estos daños en la declaración de accidente, parte amistoso que se realice o ante la policía que se persone en el momento de los hechos y conserve tanto los objetos deteriorados como las facturas de adquisición de los nuevos, o presupuestos para su reposición.

Finalmente, también puede solicitar el abono de los gastos realizados a consecuencia del accidente, por ejemplo, los desplazamientos o el alquiler de otro vehículo mientras dura la reparación. Si bien para ello tiene que estar perfectamente acreditada la necesidad del gasto. En el caso de los gastos de desplazamiento, debe solicitarse al taxista factura a nombre del perjudicado en la que conste el trayecto realizado, y en el caso del vehículo de alquiler, el certificado de estancia en el taller y de la necesidad del vehículo.