Accidente de tráfico y lesiones por pelea

Ante un accidente de tráfico, hay que advertir a los asegurados, que los seguros no cubren las conductas delictivas, sino que solamente se ocupan de los daños y perjuicios producidos por una negligencia. Tanto es así, que el Juzgado de Navalcarnero desestima la reclamación del asegurado y absuelve a la Compañía de Seguros a abonar cantidad alguna a él y a los ocupantes del vehículo contrario, por una pelea surgida a raíz de un accidente de circulación.

La aseguradora del vehículo está obligada a abonar los daños y perjuicios derivados de un accidente de circulación “no pueden considerarse como tales, la rotura de dos dientes y la pérdida de visión en el ojo izquierdo”, ya que dichas lesiones no son consecuencia del accidente de tráfico (alcance trasero) ocurrido el pasado 16 de noviembre.

El Juez señala que las contusiones que recibe el asegurado no pueden ser amparadas por el contrato de la póliza, ya que éste no puede cubrir conductas delictivas en un accidente de tráfico, “el acompañante del vehículo contrario desciende del mismo y procede a repartir golpes con una barra de hierro”, golpeando a los ocupantes y conductor del vehículo contrario.

El procedimiento para la reclamación de dichos daños y lesiones, debe ejecutarse a través del proceso penal de lesiones, ya sean graves o leves, porque en estos casos el SEGURO DEL VEHICULO no cubre tales actos.