El perito judicial en accidentes de circulación

El perito judicial en accidentes de circulación es el valorador del siniestro, es su valoración la que vale a la Aseguradora, para provisionar y posteriormente pagar el siniestro.

El perito, a pesar de ser nombrado por la compañía de seguros, tiene unas obligaciones muy definidas:

 

Debe ser objetivo e imparcial

No debe dar la razón a la aseguradora por defecto.

Debe conocer la póliza de la que es titular el asegurado, para poder dar una pericia en base a la misma, ya que no todas las condiciones particulares de las pólizas son las mismas.

 

coche perito

La valoración dada por el perito judicial del siniestro, será la ofrecida finalmente por la aseguradora. En caso de no estar conformes con la misma, los asegurados tenemos el derecho a nombrar otro perito y deberán de ser ambos profesionales, los que se pongan de acuerdo para valorar la indemnización. En caso de no existir acuerdo siempre queda la vía judicial.

Queremos destacar la figura de la MEDIACIÓN, interesante en todos los ámbitos del derecho y especialmente en este de los accidentes y/o siniestros.

Los peritos son abonados por sus clientes, es decir, en caso de nombrar un perito, será el abonado el obligado a su pago, sin perjuicio de reclamar el importe de los honorarios que nos hayan costado.